Carlos V

Asignatura: Historia |

El destino determinó su inmenso poderío. Una serie de matrimonios y sucesiones lo hicieron heredero de numerosos reinos, principados y colonias en Europa y en América; por eso, sus orgullosos súbditos podían decir que en “los dominios de Carlos V nunca se ponía el Sol”.

Nacen un rey y un siglo
Carlos V nació en Gante, Bélgica, en el año 1500, preludio del siglo XVI, el siglo de las grandes transformaciones, con un movimiento renovador en la cultura, las artes, las letras, la economía y hasta la religión. El mundo conocido se ampliaba después del descubrimiento de América realizado por Cristóbal Colón en 1492, y el afán de desentrañar los secretos de la ciencia y de la naturaleza, de ampliar horizontes, animaba a todos los espíritus. La época requería monarcas ambiciosos, activos, audaces y a la vez reflexivos, condiciones que tuvo Carlos V.

Alianzas políticas
La meta de Maximiliano I de Habsburgo (emperador romano germánico) era que la casa de Austria debía reinar sobre el mundo entero, y para lograrlo puso en juego la llamada “diplomacia matrimonial”, concertando una serie de alianzas con los príncipes de las casas reinantes de mayor importancia. En el siglo XV, España había expulsado a los moros, terminando la larga guerra de la Reconquista; los reinos formados durante la misma se habían unido, culminando el proceso con el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, conocidos como los Reyes Católicos. El prestigio de estos soberanos había aumentado con el descubrimiento de América, lo que añadía a sus dominios territorios de riqueza incalculable. Las maniobras diplomáticas de Maximiliano tuvieron buen resultado, pues casó a su hijo Felipe el Hermoso con Juana de Castilla, y a su hija Margarita con Juan de Aragón, ambos hijos de los Reyes Católicos. Pero no siempre se cumplen los propósitos humanos, ya que el destino cambia el curso de los acontecimientos. Algunos meses después, Juan de Aragón muere y la princesa Margarita queda viuda y sin hijos. Felipe y Juana tuvieron seis hijos, de los cuales el primogénito es Carlos, pero Felipe fallece en 1506 sin conocer a su última criatura y Juana enloquece, debiendo ser recluida.

Fernando el Católico se encarga del gobierno, pero ya está envejecido y cansado y el joven Carlos es declarado mayor de edad para que la sucesión al trono español se haga sin problemas. Educado por su tía Margarita y por Adriano de Utrecht (sacerdote de gran prestigio, elegido luego pontífice), Carlos recibió una rígida instrucción religiosa y política, pues su destino era gobernar pueblos de razas y costumbres muy distintas. De sus abuelos paternos había heredado los Países Bajos, Artois, Flandes y el Franco Condado; y el archiducado de Austria y las posesiones de la casa de Habsburgo. Sus abuelos maternos le habían legado el reino de Aragón, la isla de Cerdeña, los reinos de Sicilia, de Nápoles y de Castilla y los inmensos territorios de América que habrían de ser conquistados definitivamente bajo su reinado.

La corona imperial
En 1516, Carlos, que había pasado su infancia en Flandes, fue elegido rey de España con el nombre de Carlos I. Al llegar con su séquito a la península debió adaptarse a la idiosincrasia del pueblo, que lo desconocía y a quien le molestaban los cortesanos extranjeros. Sus consejeros le señalan que debe aspirar a la corona imperial y suceder a su abuelo, el emperador Maximiliano, en la corona del Sacro Imperio Romano Germánico. Aunque la preponderancia de los Habsburgo era muy grande, la corona no era hereditaria, sino electiva, de modo que Carlos debió ganarse la voluntad de los siete electores que decidían sobre la corona imperial: los arzobispos de Tréveris, Maguncia y Colonia, el rey de Bohemia, el duque de Sajonia, el conde del Palatinado y el marqués de Brandeburgo.

Francisco I, rey de Francia, y Enrique VIII, de Inglaterra, ambicionaban también la corona imperial, y por ello Carlos debió comprar la voluntad de los electores. El entonces rey de España no contaba con recursos disponibles suficientes y por ello acudió a los Fugger, poderosos banqueros, que le facilitaron dos tercios de la cantidad necesaria que debió entregar a los electores. Estos, reunidos en Fráncfort el 28 de junio de 1519, tras el solemne juramento: “Juro por Dios y por mi honra que mis manos están limpias y que mi voto es independiente y puro”, eligieron emperador a Carlos, denominado V, con el que será más conocido. El joven tiene solamente diecinueve años y es el monarca más poderoso de todos los tiempos. Pero su poderío será la causa principal de una larga serie de guerras que durarán hasta después de su muerte. La actividad de Carlos fue prodigiosa: en cuarenta años de reinado viajó nueve veces a Alemania, seis a España, siete a Italia, diez a Flandes, cuatro a Francia, dos a Inglaterra y dos a África. Su vida fue un perpetuo viaje entre los campos de combate.

Su gran rival
El gran rival de Carlos V era el rey de Francia, Francisco I, cuyos dominios habían quedado encerrados por los del emperador. La lucha comenzada en 1520 tuvo seis episodios principales y sus protagonistas no le dieron fin, ya que el tratado de paz fue firmado por los hijos de ambos. Estas guerras, a diferencia de las antiguas, que se libraban entre dos países, fueron europeas, pues tanto Carlos como Francisco buscaron aliados, de modo que la conflagración abarcó gran parte del continente.

Durante la primera guerra, Francisco I, que avanzó imprudentemente hacia Italia, fue vencido en la batalla de Pavía y tomado prisionero en 1525. Cuando Carlos lo supo contuvo su emoción y dijo: “Los cristianos no deben vanagloriarse sino de las ventajas obtenidas sobre los infieles”. Sin embargo, fue duro con el vencido: lo hizo conducir a Madrid, donde lo mantuvo prisionero durante seis meses y solamente lo dejó en libertad después de haber firmado el Tratado de Madrid, por el cual Francisco renunciaba a sus pretensiones sobre Nápoles, Milán y otras regiones. Ya en libertad, el rey de Francia buscó aliados y no vaciló en unirse con el sultán Solimán el Magnífico, el rey Enrique VIII, de Inglaterra, el Papa y los príncipes protestantes de Alemania. Ello provocó la reanudación de las hostilidades, que finalizaron con la paz de Cateau-Cambrésis en 1559 firmada por Felipe II, hijo de Carlos V, y Enrique II, hijo de Francisco I.

La época de Carlos V
La época histórica que comprende la vida de Carlos V fue pródiga en acontecimientos políticos, religiosos, artísticos y científicos. Muchos de ellos estuvieron relacionados con el emperador, quien tuvo una influencia decisiva en los mismos. Para que se comprenda mejor el desarrollo de los distintos sucesos, he aquí algunos de los hechos más significativos que ocurrieron en Europa y en el Nuevo Mundo durante aquellos años:

Año 1498. En Europa: Época del Renacimiento. Miguel Ángel esculpe ‘La Piedad’.

1508. Miguel Ángel decora la bóveda de la Capilla Sixtina con temas y figuras bíblicos.

1516. Carlos es reconocido rey de España.

En febrero de este año, en América Juan Díaz de Solís descubre el Río de la Plata, que denominó Mar Dulce.

1517. El 31 de octubre Martín Lutero clavó en la abadía del castillo de Wittenberg un cartel en el que se proponían noventa y cinco tesis sobre las indulgencias para ser discutidas de acuerdo con las normas usadas entonces.

1519. Carlos fue elegido emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Partida de la expedición de Fernando de Magallanes, quien el 1 de noviembre de 1520 descubrió el estrecho que lleva su nombre. Magallanes recorrió el océano que llamó Pacífico, pero fue muerto en las Filipinas en 1521. Juan Sebastián Elcano regresó a España.

Hernán Cortés emprendió la conquista de México y entró en Tenochtitlán, capital de la Confederación azteca, en noviembre de 1519, siendo recibido por el emperador Moctezuma.

1520. Comienzo de las guerras contra Francisco I, rey de Francia.

1521. En junio de 1520, León X promulgó una bula condenando por heréticas las doctrinas de Lutero. En 1521, éste se presentó ante el emperador Carlos V en la Dieta de Worms (una asamblea de los príncipes del Sacro Imperio Romano Germánico que se llevó a cabo en esta localidad alemana).

Dominación de los Comuneros de España derrotados en la batalla de Villalar (Valladolid).

Hernán Cortés dominó completamente a México.

1522. Juan Sebastián Elcano regresó a España, dando el primer viaje de circunnavegación. Probó así la redondez de la Tierra. Carlos V le entregó una medalla que decía: “Primus Circumdedisti Me” (El primero que me circunnavegó).

1524. Insurrecciones campesinas en Alemania.

Primera tentativa de Francisco Pizarro para conquistar el Perú.

1525. Batalla de Pavía. Francisco I cae prisionero y Carlos V lo deja en libertad tras el Tratado de Madrid (1526). Fin de la primera guerra con Francia.

1526. Segunda guerra con Francia.

Alejo García y sus compañeros, náufragos de la expedición de Solís, cruzaron la selva brasileña y paraguaya y llegaron hasta el sur de Bolivia, la tierra del “Rey Blanco”, donde fueron muertos por los indios. Sin embargo, su hazaña fue conocida por los españoles y dio origen a la leyenda del Rey Blanco o de la Sierra de la Plata, nombre que terminó por denominar a toda la región.

1527. Saqueo de Roma por las tropas de Carlos V.

Sebastián Caboto, al tener conocimiento de la expedición de Alejo García, abandona el rumbo a las islas Molucas, y penetra por el Río de la Plata, explorando por primera vez el río Paraná.

1531. Partida de Pizarro hacia el Perú.

1532. El 16 de noviembre, Pizarro capturó al inca Atahualpa.

1533. Pizarro entró en la ciudad de Cuzco, capital del imperio de los Incas.

1534. Carlos V dividió el territorio sudamericano, otorgando concesiones a Francisco Pizarro, Diego de Almagro, Pedro de Mendoza y Simón de Alcazaba.

1535. Miguel Ángel pinta el ‘Juicio Final’.

Creación del Virreinato de Nueva España.

1536. Tercera guerra contra Francisco I.

Don Pedro de Mendoza llegó al Río de la Plata y a principios de febrero fundó Nuestra Señora del Buen Aire.

1538. Jiménez de Quesada fundó Santa Fe de Bogotá, conquistando Colombia.

1543. Creación del Virreinato del Perú.

1544. Cuarta guerra contra Francisco I.

1545. El Papa Pablo III reunió el Concilio de Trento.

1547. Muerte de Francisco I, el gran rival de Carlos V.

1552. Quinta guerra entre Carlos V y Enrique II de Francia.

1555. Libertad de culto para los protestantes.

1556. Fatigado tras largos años de lucha, Carlos V renunció a favor de su hijo Felipe (al que dejó el reino de España, sus posesiones en Italia, Francia, los Países Bajos y América) y su hermano Fernando (al que cedió la corona imperial).

1558. Falleció en el monasterio de Yuste, Extremadura (España), donde se había retirado.

 

Es probable que también te interese:
WordPress Developer | WordPress Developer India | Freelance Web Developer




O quizás prefieras buscar por temas:
, , , , ,

Enlázanos:



 ¡Si necesitas este artículo en formato Word para algún trabajo solicíta el envío gratuito por E-mail pero recuerda que siempre es mejor adquirir conocimientos y desarrollarlos que presentar una copia!


Enviado por Manuel García F. el 2 agosto, 2011. Asignatura Historia. Puedes seguir cualquier aportación hecha por los usuarios a esta entrada mediante RSS 2.0. O dejar tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× 4 = veinte ocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>