Gótico

Asignatura: Historia del Arte |

El arte gótico es el que se desarrolla en el mundo cristiano dependiente de Roma desde la segunda mitad del siglo XII al primer tercio del siglo XVI. Se denominó gótico, como equivalente a “nórdico” y “bárbaro”. Contribuye a su desarrollo el incremento del movimiento-comunal, dejando de ser arte monástico, como el románico, para ser la expresión del profundo espíritu religioso de la ciudad.

Arquitectura
La Isla de Francia y Normandía se disputan la creación del elemento esencial -la bóveda de crucería- de la arquitectura gótica. En la Isla de Francia sus primeras manifestaciones se colocan hacia 1120, y los primeros edificios completos, hacia 1150. Es en la Isla de Francia, en la región parisina, no obstante, donde la arquitectura gótica alcanza su forma definida en la segunda mitad del siglo XII, extendiéndose rápidamente por el resto de Europa.

Dos son los elementos esencialmente característicos de la arquitectura gótica: la ya mencionada bóveda de crucería y el arco apuntado.

La bóveda de crucería concentra los esfuerzos en puntos determinados, centralizando los empujes, lo que determina la desaparición de los muros macizos del románico, que son sustituidos por amplios ventanales con vidrieras. Los empujes son trasladados por medio de los arbotantes a los contrafuertes exteriores, que rematan en pináculos.

Pueden considerarse en la evolución del estilo gótico tres períodos, que presentan análogas características en los diversos países de Europa.

Podemos considerar un primer período de transición, en el que se incluyen templos comenzados en estructura románica y acabados en gótico. Presentan gruesos pilares con columnas semicirculares adosadas en los frentes y en las diagonales. Contrafuertes como sistema de contrarresto y nunca arbotantes.

Al siglo XIII, pilares de núcleo cilíndrico con columnillas correspondientes una a cada nervio de la bóveda, basas y capiteles individuales, con decoración vegetal estos. Bóveda de crucería de nervios finos y molduras. Ventanas con tracerías a base de dos arcos apuntados y rosetón trifoliado y cuatrifoliado. Arbotantes.

En el siglo XIV comienza la subdivisión excesiva de columnillas, las bóvedas multiplican sus nervios. El arco apuntado equilátero o lancetado. Se complican las tracerías de los ventanales, con triángulos curvilíneos trifoliados.

La catedral es el monumento característico de la arquitectura gótica, en la que se reúnen todas las características esenciales del estilo.

En su planta sigue la disposición románica, es decir, de tres o cinco naves, crucero, a veces señalado sólo en planta por mayor anchura del tramo, y cabecera con girola, simple o doble, a la que se abren las capillas poligonales. En alzado destácase la altísima nave central, más alta que las laterales, y a la que se abren los apuntados ventanales del triforio, que desaparecen pronto, unificándose con las ventanas.

Escultura
La escultura gótica se inicia a mediados del siglo XII en la Isla de Francia, alcanzando su apogeo en el siglo XIII y difundiéndose por toda Europa occidental, llegando a sus últimas manifestaciones en el primer tercio del siglo XVI. El naturalismo, la humanización de la divinidad, la exposición clara y ordenada son los caracteres esenciales de la escultura gótica.

Es la época de la construcción de las grandes catedrales. Es una escultura de belleza serena y majestuosa, de cierto sabor clásico, con vestidos sencillos, en los que los pliegues caen con gran simplicidad. A fines de este siglo se buscan los efectos pintorescos, se hace anecdótica y narrativa. Al tipo de belleza ideal, platónica, perseguida por los escultores del siglo XIII, se opone una corriente que sustituye la belleza abstracta por la real: es el arte del retrato.

Son las portadas de las catedrales los conjuntos más acabados de la escultura gótica. En ellas se desarrollan los temas iconográficos con la máxima claridad compositiva. Estatuas de bulto redondo, apóstoles o profetas, adosadas a jambas y mainel: tímpano, dividido en fajas, con relieves: Juicio Final, Vida de la Virgen o de Jesús, o vida de Santos; y en las arquivoltas, bajo doseletes, ángeles, ancianos del Apocalipsis, u otras figuras, siguiendo la dirección de la curva del arco.

Pintura
En la evolución de la pintura gótica pueden distinguirse varias fases. Hacia 1250, la pintura gótica en Francia se halla plenamente formada, extendiéndose su influencia hasta mediados del siglo XIV. Se halla inspirada en la técnica de los iluminadores, aparecen con más frecuencia trozos de paisajes y construcciones en el fondo, con somero estudio de perspectiva lineal, a la vez que en las figuras piérdese la majestad románica, sustituida por la tendencia hacia lo naturalista y anecdótico. Presenta ciertos convencionalismos que la caracterizan: el tipo oval de cabeza de trazos finos y boca menuda, y hacia fines del siglo XIII la característica incurvación del cuerpo, al que acompaña un adecuado tratamiento de los paños.

A mediados del siglo XIV, y durante la segunda mitad del siglo, la influencia italiana, en especial de Siena, se difunde por Europa. El estilo de Duccio, fijado por Simone Martini, cuyos trabajos en Avignon contribuyen a la difusión del estilo, se propaga por el occidente europeo. La escuela sienesa, más en armonía que la florentina con el estilo gótico del resto de Europa, renuncia con Duccio al formalismo de los prototipos de Bizancio, invistiéndole con naturalismo gótico, que triunfa con Simone Martini, más influido por el gótico francés.

Hacia fines del siglo XIV la manera sienesa, probablemente por una creciente influencia de lo flamenco y francés, comenzó a asumir algunas características que dieron por resultado la creación del llamado “estilo internacional”, que prevalece en Europa hasta que es sustituido en la segunda mitad del siglo XV por la influencia flamenca, última etapa del arte gótico. El estilo internacional presenta muchas características típicamente sienesas, tales como la afición a las figuras alargadas y líneas caligráficas, rico colorido y otras características que contribuyen a los efectos de riqueza y bajo los cuales los estudios de forma y espacio quedan reducidos al mínimo: Giotto supone la culminación del gótico en pintura a la vez que el origen de los planteamientos renacentistas.

 

WordPress Developer | WordPress Developer India | Freelance Web Developer




O quizás prefieras buscar por temas:
, , , , ,

Enlázanos:



 ¡Si necesitas este artículo en formato Word para algún trabajo solicíta el envío gratuito por E-mail pero recuerda que siempre es mejor adquirir conocimientos y desarrollarlos que presentar una copia!


Enviado por Mª José Santiago el 14 agosto, 2011. Asignatura Historia del Arte. Puedes seguir cualquier aportación hecha por los usuarios a esta entrada mediante RSS 2.0. O dejar tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


+ cinco = 8

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>