Interrogación y admiración

Asignatura: Lenguaje |

Para marcar en la escritura que una oración es interrogativa o admirativa, se emplean los signos de interrogación (¿?) y de admiración (¡!):

¿Por qué te callas?
¡Tendrías que haberlo hecho tú!

Puede ocurrir que no todo el párrafo tenga sentido interrogativo o admirativo. Los signos correspondientes han de colocarse sólo en el trozo que posee dicho sentido:

Tengo dudas sobre él, porque ¿se puede estar seguro de su fidelidad?
Allí no había nadie, y ¿a quién se lo íbamos a preguntar?
Quería, ¿comprendes su intención?, que nos desanimáramos.
¡A levantarse!, gritó María a las siete de la mañana.
Le he manchado, ¡cuánto lo siento!, el vestido.

Si las oraciones interrogativas o admirativas son varias, breves y seguidas, solamente la primera empieza por mayúscula (a no ser que decidamos separarlas con punto):

¿De dónde vienes? ¿Con quién has estado? ¿Qué has hecho en tantas horas?
¿De dónde vienes?, ¿con quién has estado?, ¿qué has hecho en tantas horas?
¡Qué sucio está el suelo!, ¡qué desorden de muebles!, ¡qué aire enrarecido!

Hay oraciones que son, a la vez, interrogativas y admirativas. En ese caso, pueden empezar con el signo de interrogación y acabar con el de admiración; o al revés:

Pero ¿hasta cuándo vamos a tolerar eso!
¡Qué escándalo es ese que estáis armando?

Los signos de interrogación y de exclamación son dos en cada caso: los signos que indican apertura (¿ ¡) y los signos que indican cierre (? !); se colocan al principio y al final del enunciado interrogativo y exclamativo respectivamente.

En nuestra lengua es obligatorio poner siempre el signo de apertura, que no deberá suprimirse a imitación de lo que ocurre en la ortografía de otras lenguas, en las que solo se usa el signo final porque tienen otras marcas gramaticales que suplen el primero.

Después de los signos que indican cierre de interrogación o exclamación (? !) no se escribe nunca punto.

Insistir en que el signo de principio de interrogación (¿) o de exclamación (¡) se ha de colocar donde empieza la pregunta o la exclamación, aunque no comience con él el enunciado. Veamos algunos ejemplos más:

Con respecto al impacto ambiental, ¿se ha previsto algún tipo de medidas para que su efecto sea el menor posible?
Si consigues la plaza, ¡qué alegría se va llevar tu padre!

Obsérvese como los vocativos y las proposiciones subordinadas, cuando ocupan el primer lugar en el enunciado, se escriben fuera de la pregunta o de la exclamación. Sin embargo, si están colocados al final, se consideran dentro de ellas. Ejemplos:

Elisa, ¿has decidido qué vas a hacer? / ¿Has decidido qué vas a hacer, Elisa?
Marcelo, ¡cuánto me alegro de que hayas venido! / ¡Cuánto me alegro de que hayas venido, Marcelo!
Si no responde, ¿qué le vamos a decir? / ¿Qué le vamos a decir si no responde?

Y reiterar también nuevamente que cuando se escriben varias preguntas o exclamaciones seguidas y estas son breves, se puede optar por considerarlas oraciones independientes, con sus correspondientes signos de apertura y cierre, y con mayúscula al comienzo de cada una de ellas. Ejemplos:

¿Dónde estás? ¿A qué hora piensas volver?
¡Quedan cinco minutos! ¡Llegamos tarde! ¡Date prisa!

Pero también es posible considerar el conjunto de las preguntas o exclamaciones como un único enunciado. En este caso hay que separarlas por comas o por puntos y comas, y solo en la primera se escribirá la palabra inicial con mayúscula. Ejemplos:

¿Cómo te llamas?, ¿en qué trabajas?, ¿cuándo naciste?, ¿dónde?
¡Cómo ha nevado esta noche!; ¡qué blanco está todo!; ¡qué frío vamos a pasar hoy!

En ocasiones, se utilizan los signos de final de interrogación (?) o de exclamación (!) entre paréntesis.

a)El signo de final de interrogación entre paréntesis expresa duda o ironía. Ejemplos:

Jaime Ruiz López es el presidente (?) de la asociación.
Tendría mucha gracia (?) que llegara a la cita con un día de retraso.

b)El signo de final de exclamación entre paréntesis expresa sorpresa o ironía. Ejemplos:

Un joven de treinta y seis años (!) fue el ganador del concurso de composición.
Está más gordo que nunca, pero dice que solo pesa ochenta kilos (!) en la báscula de su casa.

 

WordPress Developer | WordPress Developer India | Freelance Web Developer




O quizás prefieras buscar por temas:
, , , , ,

Enlázanos:



 ¡Si necesitas este artículo en formato Word para algún trabajo solicíta el envío gratuito por E-mail pero recuerda que siempre es mejor adquirir conocimientos y desarrollarlos que presentar una copia!


Enviado por Martínez Pujalte el 15 diciembre, 2011. Asignatura Lenguaje. Puedes seguir cualquier aportación hecha por los usuarios a esta entrada mediante RSS 2.0. O dejar tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× dos = 8

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>